sábado, 24 de noviembre de 2012





No guarde un espacio
a mis pupilas tristes
ni recojí el sudor en la lluvia
siempre doble cosas sucias
hubo tanto tiempo sin nombres.


Ledeska 
Derechos Reservados.

1 comentario:

  1. ¡Já!, al tiempo no le queda tiempo de ponerle nombre, nisiquiera el nombre de tiempo, en serio, no da tiempo.

    ResponderEliminar